Dorar Y Sofreír

Descubre la calidad Firex

Dorar y sofreír con un dorado y un aroma perfectos

En el proceso de dorado profesional, como en el del sofrito, el producto se cocina con una pequeña cantidad de grasa caliente hasta alcanzar un dorado uniforme. La diferencia entre los dos métodos, dorar y sofreír, se encuentra en las temperaturas utilizadas: entre los 140° C y los 160° C en el primer caso, y ligeramente inferior, entre los 120° C y los 140° C, en el segundo. El dorado y el sofrito sirven para darle el típico aroma de asado a la carne, al pescado o a las verduras, aunque ofrecen resultados ligeramente diferentes. Durante la cocción los azúcares y las proteínas se combinan entre sí formando una capa crujiente más oscura.

Este fenómeno, llamado reacción de Maillard, le confiere a los platos un sabor especial y más interesante, haciéndolos aún más dulces y blandos. La guisera Firex permite dorar y sofreír los productos de manera excelente, sin el riesgo de quemarlos, gracias al control de la temperatura. Si está equipada con un mezclador, también está garantizada la homogeneidad de la elaboración.